Discurso de agradecimiento del Premio ACCA 2016 al Museo

DSC07162

Buenas tardes a todos,

Amigos y compañeros

En primer lugar quiero agradecer el reconocimiento de la Asociación Catalana de Críticos de Arte a la exposición dedicada a Xavier Gosé. Me hace y nos hace una especial ilusión este premio. Ciertamente, habrá ayudado mucho el hecho de que liderara organizativamente la exposición el Museo Nacional de Arte de Cataluña y que tuviera lugar en primera instancia en sus salas. Sin embargo, quiero pensar que en este galardón ha pesado también, más allá de los planteamientos curatoriales compartidos, el hecho de que nuestro museo haya participado activamente con sus colecciones y sus conocimientos, reforzando la idea de que cuando podemos disponer de los recursos y la infraestructura necesaria, también somos capaces de plantear proyectos expositivos excelentes.

IMG_4694Es por ello que, en segundo lugar, quiero expresar mi agradecimiento al Museo Nacional de Arte de Cataluña y a su director, Pepe Serra, por acoger la propuesta y organizar esta exposición conjuntamente con nosotros. La muestra viene a consolidar la larga labor de investigación, estudio y difusión que de la obra de Gosé ha hecho el Museo de Arte Jaume Morera de Lleida a lo largo del tiempo. No en vano, nuestro Museo conserva el fondo artístico más importante a nivel internacional de este creador. En este sentido, teníamos muy claro que, más allá de la celebración del centenario del artista, con esta exposición era necesario ir más lejos y aportar nuevos elementos para el conocimiento y profundización de su obra, como son la recuperación de su etapa vinculada con la Barcelona dels Quatre Gats y el cultivo de un incipiente art noveau, la presencia y diálogo con las revistas más importante para las que trabajó, la dimensión crítica y social de algunas de sus creaciones y su especial relación con el mundo de la moda, prefigurando lo que más tarde sería el arte deco. En esto, pues, damos cumplimiento a nuestra misión como museo y la ponemos en sintonía con la línea de trabajo iniciada por el Museo Nacional de Arte de Cataluña que tiene como objetivo recuperar y reivindicar autores catalanes de gran calidad. Una colaboración entre museos en la que habrá que insistir en el futuro.

IMG_4691En tercer lugar, quisiera reivindicar precisamente el papel que juegan determinados museos, como el nuestro, en el sostenimiento y promoción del arte moderno y contemporáneo y que, a menudo, quedan fuera del foco de atención de los medios y de las políticas culturales del país. Estos museos más modestos, ubicados en el territorio, que se mueven de manera permanente en la precariedad y la falta de recursos, han contribuido de forma decisiva a transformar el panorama artístico catalán, creando un tejido de públicos habituales y atentos a sus respectivas programaciones. Museos que, además, han soportado el peso de investigar y difundir trayectorias y momentos importantes de la creación catalana, especialmente de aquella surgida desde la periferia, vista con cierta reticencia -precisamente por periférica- por las estructuras oficiales, mejor dotadas económicamente, y de las que rara vez reciben un cierto retorno. Museos que, a la postre, tienen también responsabilidades en la patrimonialización del arte contemporáneo y a los que, paradójicamente, se les ha dejado al margen de las discusiones y debates relativos a las políticas de adquisiciones de nuestro país. Parece que ahora, sin embargo, se abren algunas posibilidades de colaboración y que se empiezan a escuchar las reclamaciones de quienes sí valoramos las virtudes de trabajar estos aspectos en común.

Finalmente, quiero agradecer a la Mariangles Fondevila, a todo el equipo técnico que ha participado en la exposición sus esfuerzos, especialmente a Anna Alcubierre y Jordi Portell de espai-e por su cuidado diseño de la muestra y Lali Almonacid por su gráfica. Pero quiero dedicarla especialmente al equipo de nuestro Museo, Oriol y Txell. Un equipo reducido, pero incansable, que necesariamente deberá crecer en los próximos años. Nuestro museo será centenario en 2017. Pocos son los museos de arte moderno y contemporáneo en nuestro país que tienen una historia tan larga y, a la vez, tan desgraciada. El museo no ha dispuesto nunca de una sede definitiva. Tenemos ahora, sin embargo, un nuevo proyecto sobre la mesa y la oportunidad de dotar al museo de una sede definitiva después de tanto tiempo. Las circunstancias, sin embargo, en especial las económicas, nos son adversas. Por ello, necesitaremos del apoyo de muchos, pero estoy seguro que más pronto que tarde (nuestro deseo es comenzar las obras este año), Lleida tendrá un museo de arte moderno y contemporáneo que haga justicia a las colecciones que ha conformado a lo largo del tiempo y el trabajo realizado en todos estos años.

Muchas gracias.

Jesús Navarro

DSC07161

Deja un comentario