Baldomer Gili Roig y la fotografía

Desde el pasado mes de marzo y hasta el próximo 9 de junio, el Museo de Arte Jaume Morera de Lleida presenta la exposición temporal Baldomer Gili Roig y la fotografía, una muestra que permite descubrir con profundidad una faceta hasta hace poco desconocida de este pintor e ilustrador leridano.

El origen de esta interesante exposición se remonta a 2008, año en que el Museo de Arte Jaume Morera, la institución museística que actualmente custodia y conserva más obras del pintor, le dedicó una amplia exposición retrospectiva bajo el título Baldomer Gili Roig (1873-1926). El objetivo del pincel con el fin de recuperar su personalidad artística. Durante las tareas de preparación de esta muestra salió a la luz un extraordinaria colección de fotografías tomadas por el artista a lo largo de su vida y que sus herederos habían conservado cuidadosamente. Se trataba de un archivo formado básicamente por más de un millar de negativos sobre placa de vidrio de diferentes tamaños, además de un centenar de positivos de época sobre papel. Sólo un año después del descubrimiento, y con el objetivo de recibir el tratamiento y la difusión adecuadas, los descendientes del artista donaron al Museo del fondo fotográfico conjuntamente con numerosa documentación personal, varias pinturas y carteles. Este fondo recibió el nombre de Llegat Dolors Moros, en memoria de la esposa del pintor, que es quien lo largo de los años conservó sus fotografías.

Desde entonces, el estudio y la lectura de este archivo fotográfico ha puesto de manifiesto su importancia, no sólo como un excelente ejemplo de las relaciones que se establecieron entre pintura y fotografía durante el paso de siglo, sino también como un testimonio de la interesante trayectoria de Baldomer Gili Roig como fotógrafo aficionado. Con el objetivo de acercar y poner al alcance de todo el mundo este fabuloso conjunto de centenarias imágenes hasta hace poco desconocidas, el Museo presenta ahora esta exposición que intenta mostrar todos los aspectos de su producción fotográfica a partir de una selección representativa de sus mejores instantáneas, muchas de las cuales de un indudable valor documental y mérito estético. Como muchos otros creadores de su generación, Gili Roig utilizar de forma regular la fotografía como técnica auxiliar para su propio trabajo como pintor, pero más allá de este uso instrumental también se aficionó a la práctica fotográfica, a pesar que su faceta en este campo siempre quedó restringida a sus intereses personales y al ámbito doméstico. Por esta razón, contemplar las fotografías de Gili Roig es, sobre todo, hacer un viaje por los paisajes físicos y humanos de su obra pictórica, así como los escenarios y los protagonistas de su vida.

Para más información, el catálogo de la muestra está disponible on-line de forma gratuita en la sección de publicaciones de la web del Museo.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario