La necesidad de construir una sede definitiva centra la Audiencia Pública sobre el Museo de Arte Jaume Morera

El Ayuntamiento de Lleida celebró el pasado martes, 25 de septiembre, la Audiencia Pública convocada sobre el Museo de Arte Jaume Morera a Sala Alfred Perenya de la Regidoria de Cultura. La sesión, que duró casi tres horas, contó con la participación de una decena de entidades y particulares de la ciudad que quisieron dar su opinión y pedir información al equipo de gobierno municipal sobre el futuro del equipamiento.

Abrió la sesión el Alcalde de Lleida, Àngel Ros, que presidía el acto, destacando que el Museo de Arte Jaume Morera cumple actualmente con su función de exposición y conservación de su colección, a pesar de ubicarse en diferentes espacios provisionales. Seguidamente intervino la Doctora Imma Lorés, de la Universitat de Lleida, que participó en la sesión en calidad de ponente especializada. Lorés destacó la importancia de las coleccions artísticas del Museo de Arte Jaume Morera, de su tarea expositiva a lo largo de los años y de la posición de referencia que ocupa actualmente en el mapa de los museos de arte de nuestro país. En este sentido, explicó que un Museo casi centenario como el Morera, un espacio con una gran responsabilidad sobre la memoria colectiva y a la vez con unas grandes potencialidades, necesita de una sede definitiva, puesto que el hecho de no tener un edificio propio supone un agravio inexcusable. “Aàrte de visitas escolares y de alguien que lo traen a ver una exposición, la mayoría de gente de Lleida no conoce el Museo Morera ni lo identifica como tal cuando pasan ante el Edificio Casino”, dijo.

Más adelante tomó la palabra Teresa Ibars, portavoz de la Plataforma Plataforma Compromís pel Museu d’Art Jaume Morera, entidad que ha motivado la Audiencia Pública. Ibars insistió en las oportunidades perdidas para la construcción de una sede para el Museo e interrogó al equipo de gobierno sobre cual era su posición ante la necesidad de encontrar una solución para resolver definitivamente el problema de la carencia de un edificio adecuado.

En respuesta a este requerimiento, Montserrat Parra, regidora de Cultura, explicó la hoja de ruta del equipo de gobierno. Parra ratificó la previsión de construir el Museo de Arte Jaume Morera junto al Centro de Arte La Panera, de forma que ambas instituciones puedan compartir espacios, servicios y proyectos. En este sentido, explicó que el Ayuntamiento ha adaptado el proyecto que se aprobó el 2006 por un importe de 10 millones de euros en una nueva propuesta presupuestada en 6,3 millones de euros.

Después de esta intervención, tomaron el relevo los portavoces de los partidos políticos con representación al gobierno municipal, PP, CiU y PSC. Primero, Joan Vilella (PP) lamentó la pérdida del millón de euros de subvención que Ministerio de Cultura había asignado para el proyecto del 2006 y afirmó que Lleida no puede acoger dos instituciones dedicadas al arte contemporáneo, proponiendo la fusión del Centro de Arte La Panera con el Museo. Por su parte, Josep Ramon Zaballos (CiU) se mostró en la misma línea, y manifestó que habría que apostar por un potente Museo de Arte de Lleida que suponga un gran atractivo de la ciudad. En este sentido, propuso que esta fusión se produjera ya de forma inminente y obras del Museo se pudieran exponer en breve a La Panera, iniciativa que Montse Parra declinó, defendiendo que “fusionar ahora Panera y el Museo Morera sería empobrecer ambas instituciones”. Finalmente, la teniente de alcalde Marta Camps (PSC), insistió en su intervención en que en la situación actual, “hoy más que nunca, los costes son una barrera muy difícil de superar”. Por esta razón, Camps pedía tomar conciencia de los volúmenes de inversión del proyecto, aunque se trate de la propuesta adaptada a 6,3 millones de euros.

A continuación, se abrió el turno de intervenciones de las diversas entidades y ciudadanos inscritos para participar en la Audiencia. Xavier Eritja, en representación del Ateneu Popular de Ponent, afirmó que la comisión de seguimiento que surgiera de la Audiencia Pública podría ser un buen instrumento para poder encontrar una solución definitiva e impulsar el proyecto. Amàlia Ametlló, representando del Casal L’Ocell Negre criticó el hecho que el despacho del Alcalde esté decorado con obras de los fondos del Museo de Arte Jaume Morera, alusión que Àngel Ros contestó argumentando que la mayoría de museos sólo exponen un 10% de sus fondos y que “no resulta criticable que algunos de estos cuadros se puedan exponer en espacios nobles de la Paeria”. Jordi Cortada, representando de la asociación Lleida Decideix expresó su satisfacción por la celebración de la Audiencia Pública y manifestó que “hay que saber la hoja de ruta de la Paeria para el Museo de cara a la posibilidad que en un futuro de Cataluña sin peaje peninsular tengamos presupuesto”. Alberto Velasco preguntó si existía algún informe técnico por parte del Ayuntamiento sobre la creación de un futuro museo de la imaginería religiosa de la Congregació dels Dolors, cuestión que Montse Parra respondió de forma negativa. El Alcalde pero, matizó sobre este tema que era bueno que esta colección fuera preservada y que el proyecto mejoraría el entorno del centro histórico. Velasco también manifestó que representaba una situación realmente anómala que las dos coleccions municipales, la de arte y la de arqueología, estén guardadas en almacenes mientras la Paeria aporta dinero al Museo de Lleida, donde no se exhibe ninguna obra procedente de estas coleccions. En relación a este tema, Marta Camps dijo que el equipo de gobierno no renunciaba a la creación del Museo de Historia de la Ciutat, donde entre otros se expondrían los fondos arqueológicos, puesto que Lleida continua siendo la única capital catalana que no tiene aún un museo dedicado a explicar la Historia de la ciudad. Finalmente, Frederic Vilà, catedrático de la Universitat de Lleida, además de avisar que “a veces las provisionalidades se vuelven definitivas y que hay que acelerar la ejecución de una solución definitiva”, afirmó que sería conveniente un nuevo estudio de perspectivas museísticas en Lleida.

Para acabar, la Audiencia Pública se cerró con un nuevo turno de intervenciones a modo de conclusiones. Teresa Ibars extendió la mano de la sociedad civil para colaborar con la administración municipal para conseguir el objetivo de hacer realidad un edificio para el Museo. Aun así, pidió repensar el proyecto y establecer un calendario loa antes possible. En este sentido, tanto Montse Parra como Àngel Ros declararon que en la situación actual no se podían comprometer con ningún plazo concreto y que hoy por hoy no había ninguna inversión prevista, a pesar de defender que se ha trabajado y se continúa trabajando para buscar complicidades con otras administraciones para la construcción de la sede definitiva.

____________________

Etiquetas: , ,

Deja un comentario