El Ayuntamiento de Lleida compra una de las obras más importantes de Lamolla

La obra “El espectro de las tres gracias dentro de la aura sutil” enriquecerá las colecciones del Museo de Arte Jaume Morera de Lleida

El Ayuntamiento de Lleida ha adquirido, con destino a las colecciones del Museo de Arte Jaume Morera, una de las obras más emblemáticas del artista leridano Antoni Garcia Lamolla (Barcelona, 1910 – Dreux, Francia, 1981). Se trata de un óleo sobre cartón, de 49 x 37 cm, fechado en 1935 y que tiene por título “El espectro de las tres gracias dentro de la aura sutil”. Esta pieza, que se pudo ver en la última exposición antológica que el Museo de Arte Jaume Morera dedicó al artista con motivo del centenario de su nacimiento el año pasado (Lamolla, espejo de una época), está considerada no sólo una de las obras más importantes de la etapa surrealista de su autor, sino también una de las mejores manifestaciones de este movimiento de vanguardia de nuestro país. Posiblemente se trata de la obra surrealista más exitosa y conocida del artista, conjuntamente con “Diario de un psicoanalista” (que la familia Lamolla dio al Museo coincidiendo con la compra de 9 obras por parte del Ayuntamiento en 2005) y “Permanencia de un recuerdo” (actualmente propiedad de la familia). Esta adquisición completará la veintena de obras de este pintor leridano que el Museo ya cuenta en sus colecciones, la mayor parte de las cuales corresponden también a su etapa surrealista, sin duda, la de más proyección nacional e internacional.

La compra de la obra ha sido una oportunidad que, a pesar de las dificultades económicas actuales, no podía desaprovecharse al tratarse de una pieza fundamental del patrimonio artístico contemporáneo. De hecho, en los últimos años, una de las funciones afectadas por la contención del gasto público ha sido precisamente la política de compras del Museo. Pero enterados de la salida al mercado de esta pieza, por la cual han mostrado también su interés importantes museos del estado, además de algún coleccionista privado, el Museo redobló sus esfuerzos para que la obra se quedara en Lleida, entendiendo que la obra es un referente patrimonial de primer orden de uno de nuestros creadores más importantes y que había que dar cumplimiento a una de las prioridades básicas de nuestra política de adquisiciones: tener muy bien representada en los fondos del Museo la obra de la generación de creadores más internacional de la ciudad. Ciertamente, se trata de un gasto económico importante que puede ser mal entendido en el contexto actual, aunque su precio final esté por debajo del precio de mercado y que una parte de su coste se obtenga a partir de ingresos extraordinarios derivados de la propia actividad del Museo. Pero creemos que esta compra es una operación patrimonial realizada con la mirada puesta en el futuro y en aquello que ha de singularizar y dar relevancia a las colecciones del museo de arte de la ciudad. Gracias a los esfuerzos actuales efectuados en la recuperación y preservación en Lleida del patrimonio artístico de una época y de una generación del arte catalán —que, desgraciadamente, en su mayoría, ha sido adquirido por colecciones de fuera de Catalunya— podremos decir que Lleida sí supo conservarlo para generaciones futuras.

___________________

Etiquetas: , ,

Deja un comentario